Último ExPERPENTO

2 sept. 2010

JUKE BOx: El Arrebato publica Lo que el viento me dejó, su nuevo y magnífico disco, el 7 de septiembre

El 7 de septiembre de 2010, El Arrebato publica su nuevo disco Lo que el viento me dejó con 12 nuevas canciones. Con No lo entiendo como primer single, es su sexto álbum de estudio y su inspiración mantiene al artista sevillano en la cumbre de una carrera que comenzó en 2001 y en la que ha vendido más de un millón de discos. Es el reflejo del alcance popular de las canciones de El Arrebato, artista emblemático donde los haya y uno de los grandes de la última década de la música española por su capacidad para conectar con el latido de la calle.

Producido por Javier Labandón, con Jesús Chávez y Nani Conde como asistentes en la producción y grabado y mezclado en Sevilla, la edición en CD de Lo que el viento me dejó contiene las siguientes canciones: No lo entiendo, Te vas a equivocar, Lady Luna, Tu sonrisa, Durmiendo en tu ombligo, Vamos a hablarlo, Antonio y Victoria, Dice la gente, Universo gris, Le pongo corazón, Ayúdame y Doy mi palabra. Son 12 canciones, todas compuestas por Javier Labandón excepto Vamos a hablarlo (de Sergio Labandón). En las ediciones para iTunes, digital, Opendisc, etc., el disco añade tres temas extra.

Dejémoslo claro desde el principio: Lo que el viento me dejó es una de las grandes obras de El Arrebato. Un magnífico disco repleto de estupendas canciones, con ese sonido indiscutiblemente sureño que mezcla cadencias de rumba con apuntes eléctricos que lo acercan al pop y, ocasionalmente, a un rock enérgico y potente y con una letras que sitúan a Javier Labandón como uno de los grandes autores de la música española actual. Un artista de referencia que nunca rebaja su nivel de inspiración, un excelente artesano en la construcción de canciones que en su nuevo trabajo vuelve sorprender por su variedad, su buen hacer y su altura poética.

El álbum se abre con No lo entiendo, su primer single y una canción que pasará inmediatamente al cuadro de honor de las grandes creaciones de El Arrebato. Con una preciosa letra en la que abundan los hallazgos a los que nos tiene acostumbrados Javier Labandón (“Que mira si yo te adoro que me he aprendido de memoria ese mapa que dibujan tus lunares”), es un ejemplo de pop sureño de gran carga emocional, con toques de rumba de enorme sensualidad y un estupendo balance rítmico.

El disco continúa con Te vas a equivocar (“Si lo que quieres es cambiarme, ponme los ojitos verdes, que me parezca a Frank Sinatra y te enamore de repente”), con ambiente rumba-rock suave y un estribillo rotundo, de esos a los que nos tiene acostumbrados El Arrebato. Después, Lady Luna (“Vengo to revolucionao, vengo con ganas de fiesta, vengo echándole carbón a este barquito de vela. Vengo con ganas de verte, de comerte la boquita. Vengo disfrazao de lobo, tú eres mi caperucita”) aumenta la dinámica del álbum en una canción festiva, bailable, rumba-ventilador con toques eléctricos.

“Niña si tú te quedas aquí se quedará también la primavera. Niña si tú sonríes así dibujarás la vida en el planeta.Tu amor, candela y hierbabuena. Tu amor, mi patria y mi bandera”. Es el comienzo de Tu sonrisa, una canción de las que hacen época, que se mueve por estilos y ritmos diferentes que se entrelazan con naturalidad. Uno de los grandes temas del disco, que da paso a Durmiendo en tu ombligo (“Estoy tan a gusto aquí contigo que no me cambio por ningún hombre del mundo. Y no me importa si alli fuera llueve o hace solecito”), una balada que comienza acústica, una declaración intensa de amor incondicional con la voz de Javier Labandón en plenitud y la canción en crecimiento continuo para finalizar con suavidad y delicadeza. Otra joya.

Vamos a hablarlo (“Dirás como siempre que me equivoqué, que nunca te he dado una luna de miel, que el punto del juego lo he vuelto a perder, que siempre me caigo una y otra vez. Que bailo contigo y te piso los pies, que doy hasta miedo en la foto del carné, que no entiendes nunca mi forma de ser, que a veces me río y a veces también”), se presenta con sonidos eléctricos, potentes, duros, rockeros, mientras Antonio y Victoria (“Vengo de dar un paseo donde amanece mi vida y empiezo a pensar dónde estarán aquellos días de gloria, aquella bonita historia, aquel soñar con soñar”) retoma aires sureños con las guitarras flamencas y las palmas sostenidas por el sonido del órgano y otro estribillo de libro.

Dice la gente (“Dice la gente yo soy flamenco, que el pelo me brilla distinto, que me enamoré de la luna y que cada noche me cuelgo en sus hilos. Dice la gente que yo soy rockero parido por una gitana, que me bautizaron los Beatles en la orilla que da pa Triana”) es otra canción de las que ponen el disco y los auditorios boca arriba y una declaración de principios: “Yo le canto a tu carita, para mí la más bonita, y le canto a los colores que dibuja el horizonte. Yo le canto a Andalucía, propietaria de mi alma, y rebusco la alegría por los escombros del drama. Para buscarme la vida, para hacerme mi camino, me sobra con mi guitarra, no necesito cuchillo”. Aires rumberos para otra de las canciones referenciales de El Arrebato.

Universo gris (“Ya no queda nada de aquella sonrisa, se fueron las estrellas de tus pupilas, ya no te reconozco”) es una inmersión poética en el mundo de la adicción con magníficos arreglos de cuerda, y Le pongo corazón aparece con violines de aires zíngaros mezclados con guitarras flamencas mientras El Arrebato canta: “Pero le pongo corazón a cada paso, a cada beso, a cada letra, a cada melodía. A cada sitio, a cada abrazo, a cada amigo, a cada compañía. Aunque a veces me estrelle, yo le pongo corazón”. Una gran canción flamenco pop, rítmica, bailable, dinámica y alegre.

En la recta final del álbum, Ayúdame (“Necesito que me enseñes el camino. Estoy perdido y no sé como seguir. Necesito que me eches una mano. Desorientado. deja que me agarre a ti”) es una balada desgarrada, una petición de ayuda estupendamente arropada por piano y cuerdas, una de las canciones más conmovedoras del álbum, con El Arrebato más vulnerable que da paso a Doy mi palabra para cerrar el disco. “Por más que levantes la voz, por muchos gritos que des, la verdad no tiene miedo porque tiene más poder. Hay un juez llamado tiempo que siempre dicta sentencia, y en una silla me siento a la luz de la paciencia, tranquilamente, con el pecho abierto al viento porque el corazón no miente” pone el punto final a Lo que el viento me dejó con aire popular, con aroma de bulería con guitarra, cajón y bajo. Más que suficiente para completar el CD Lo que el viento me dejó, El Arrebato en estado puro, con la sensibilidad a flor de piel y 12 canciones que engrandecen la música española.

Lo que el viento me dejó (título que tiene connotaciones evidentes con la mítica película y que se evidencian aún más en la magnífica portada del disco) está impregnado de canciones inspiradas que enriquecen ese mundo propio que ha creado El Arrebato y que mantienen el pulso popular de uno de los artistas más emblemáticos de la historia de la música española de los últimos diez años. Es el sexto álbum de estudio de El Arrebato y mantiene en lo más alto una impecable carrera que comenzó con Poquito a poco (2001) para continuar con Una noche con arte (2003), Que salga el sol por donde quiera (2004), Un cuartito pa mis cosas (2006) y Mundología (2008), a los que hay que añadir un Grandes éxitos publicado en 2006.

Son álbumes que han conseguido multiplatinos, elegidos por votación popular en TVE Mejor Disco del Año (Que salga el sol por donde quiera) y que han situado a El Arrebato como uno de los grandes de la música española. El Himno Oficial del Centenario del Sevilla se ha convertido en un emblema, en un ejemplo más de su enorme carisma popular y de su capacidad para unir generaciones.

En estos nueve años, El Arrebato ha lanzado canciones como Duele, Ojú lo que la quiero, Hoy me dio por ser honesto, Poquito a poco, Ve despacito, Háblame del sur, A mí na’ ma’, Búscate un hombre que te quiera, Por un beso de tu boca, Un amor tan grande, Una noche con arte, No puedo más, Dame cariño, Hoy todo va a salirme bien, Mirando pa ti... Son temas que se han incrustado en la memoria popular a los que ahora se unen los de su nuevo álbum Lo que el viento me dejó que se publica el 7 de septiembre. “Os agradezco de corazón que estéis siempre ahí, que hagáis que este loco majara que habla con el viento no sea un loco majara que habla con el viento solo, sino que está acompañado de muchísima gente que refuerza todo lo que hago”, dice El Arrebato en su web agradeciendo a sus seguidores su apoyo. Un apoyo incondicional que hace que Lo que el viento me dejó sea uno de los discos más esperados de 2010. De nuevo, El Arrebato más esencial. Pura inspiración sureña de alcance global.

www.elarrebato.es

No hay comentarios: