Último ExPERPENTO

23 sept. 2010

JUKE BOx: KT Tunstall publica su nuevo álbum Tiger Suit el 26 de octubre de 2010

KT Tunstall tiene un sueño que se repite desde que era niña. Ve un tigre en su jardín y sale para acariciarlo. Vuelve a casa y queda paralizada ante la idea de que podía haberla destrozado. Durante años esta idea ha vivido con ella pensando que la pasividad de la fiera tiene una razón: el tigre es KT Tunstall.

Este sueño es lo que ha inspirado Tiger Suit, el tercer álbum de KT Tunstall que anuncia una nueva etapa artística para esta cantante y compositora multiplatino de origen escocés. La instrumentación orgánica se mezcla con ritmos para el baile en lo que Tunstall ha definido como “Nature Techno”. “Es como si Eddie Cochran se hubiese encontrado con Letfield [dúo electrónico británico]”, dice. “Para mí, las canciones existen en otros mundos y he tratado de evocar como sonaban allí. Escapé de la comodidad y busqué en lo inesperado, lo que me hizo trabajar en algo nuevo. No hay reglas, no hay imposiciones. Es lo que cada uno tiene las pelotas de hacer”.

KT Tunstall habla así después de dudar de todo, tras debutar en 2004 con el álbum Eye To The Telescope, que consiguió el Platino con singles como Black Horse and the Cherry Tree (nominado al Grammy), Suddenly I See y Other Side of the World, y publicar en 2007 Drastic Fantastic, que tuvo como gran éxito la canción Hold On. Después, se embarcó en un viaje hacia Groenlandia con un grupo de artistas, compositores y músicos que fueron invitados a involucrarse creativamente en los problemas derivados por el cambio climático.

“Después de años de giras, fue impresionante estar en un lugar donde la vida es muy dura”, dice. “Viví una de mis experiencias más extremas en la ciudad de Uummannaq y mi autoestima dio tal bajón que me sentí como una compositora de ínfima categoría. Nunca me había pasado y después de esto sólo quería una vida más sencilla, alejada de la carrera hacia el éxito. Quise abandonar el barco y quedarme a vivir allí”.

Tras esta experiencia, KT Tunstall inició otro viaje de tres meses junto a su marido, el batería Luke Bullen, que les llevó a conocer a los gauchos en Chile, explorar la naturaleza salvaje de las islas Galápagos, subir al Machu Pichu peruano, visitar en Barefoot College de Tilonia en India, tocar con músicos locales en el desierto de Rajastán y recorrer Nueva Zelanda en una vieja furgoneta Volkswagen para llegar justo a tiempo de participar en un homenaje a Neil Finn.

“El viaje me hizo sentir salvaje, como siempre en mi vida”, continúa KT Tunstall. “Quise vivir la naturaleza como una niña, en una tienda de campaña, buscando la aventura”. Después, se paró durante un año para componer y reflexionar sobre lo vivido. “Era importante digerir estas experiencias y conocer mi reacción ante este cambio fundamental en mi vida. Todos pensamos que hemos asimilado bien el éxito, pero creo realmente que aún no lo he procesado. No sé si lo habré conseguido cuando sea una anciana”.

Y KT Tunstall comenzó a trabajar sus nuevas canciones en el estudio de su casa, construído con energía solar. Se reunió con sus antiguos colaboradores Martin Terefe y Jimmy Hogarth, con los que ya había trabajado en Eye To The Telescope y Drastic Fantastic, antes de viajar a Estados Unidos para continuar su labor con los compositores y productores Linda Perry y Greg Kurstin a razón de una canción diaria.

KT Tunstall se encontró al final con un repertorio de 75 nuevas canciones y decidió formar equipo con Jim Abiss (Arctic Monkeys, Adele, Kasabian…) para abrir una paleta de sonidos diferente. La pareja compartió su admiración por The Cocteau Twins, Bow Wow Wow, Ali Farka Touré y los sonidos clásicos de club. “Me gusta la crudeza de la música dance”, dice. “Quise sentir ese entusiasmo cuando escuchaba mis canciones y necesitaba inyectar esa energía fresca en mi sonido. Linda Perry me dio el punto: “Tu único problema es que dices un ‘joder’ más de lo necesario”. Tenía razón. Fue el consejo adecuado en el momento oportuno”.

Tiger Suit se grabó en los Hansa Studios de Berlín, donde se han hecho discos legendarios como Heroes de David Bowie, Atchung Baby de U2 o Lust For Life de Iggy Pop. “Hay una encantadora autosuficiencia en Berlín, donde la gente sólo hace lo que quiere”, dice KT Tunstall. “Esto lo marcó todo con una fiereza y energía que encajó como un guante en las canciones que había escrito”.

La grabación en Berlín significó el despertar de Tunstall al maravilloso mundo de los sintetizadores. “Estaba algo asustada porque pensaba que serían como un albatros alrededor de la música, pero eso fue antes de escuchar los arreglos”, dice. “Entonces, cada sintetizador salió de los altavoces y creó un mundo que todavía me impresiona”. Una de las joyas de la corona de la grabación fue el viejo Yamaha CS-80 (que Vangelis utilizó para la banda sonora de Blade Runner) y que Tunstall describe como “una enorme bestia”.

Sin sacrificar el estilo de KT Tunstall, Tiger Suit vuela con sonidos tribales en Uummannaq Song, inspirada en su viaje a Groenlandia, ambientes orientales en Lost y la significativa Push That Knot Away. “Es una canción para enfrentarse al miedo en lugar de huir”, dice. El primer single del álbum es Fade Like A Shadow, que trata sobre una persona que conoció: “Todavía vive, pero mi relación con ella produjo sentimientos extraños de los que fue difícil escapar”.

Otras influencias aparecen en (Still A) Weirdo. “Una preciosa guitarra acústica flota sobre ritmos orgánicos y electrónicos para envolver mi letra más personal”, dice. “Es una de esas canciones en los que uno puede verse objetivamente, examinar su maquinaria emocional y realizarse tal como es”. El disco continúa con Golden Frames, una especie de blues extraterrestre, el acercamiento glam de Madame Trudeaux y la impactante y rítmica Glamour Puss.

“Hacer el álbum ha sido como una excavación arqueológica”, dice KT Tunstall. “Tuve que profundizar para encontrar lo que me emociona y así he descubierto mi parte indígena, desde el baile de fuego de campamento a la música dance. Cuando uno se evade solo bailando alrededor del fuego es lo más parecido a cuando lo hace rodeado de cientos de personas en la pista de baile de un club”.

www.kttunstall.com

Publicado por www.experpento.es
Fuente: www.emimusic.es

No hay comentarios: