Último ExPERPENTO

26 nov. 2010

ExPRESARTE: Adán y Eva de Durero vuelven a exhibirse en el Prado tras una laboriosa y compleja restauración

El Museo del Prado presenta de nuevo en sus salas la magnífica pareja Adán y Eva (1507) de Durero (1471 – 1528), tras dos años de intenso trabajo de restauración sobre sus superficies pictóricas y soportes. La intervención de las dos tablas ha contado con la participación de un equipo de expertos internacionales, coordinados entre el Prado y la Getty Foundation de Los Ángeles, institución que ha financiado la restauración de los delicados soportes de las dos pinturas en los que se ha aplicado una ingeniosa solución técnica para su estabilización. Con el fin de llamar la atención del público sobre el complejo trabajo realizado en ambas tablas, las dos obras se presentan excepcionalmente fuera de su sala habitual, con un especial montaje expositivo patrocinado por la Fundación Iberdrola como primer proyecto asociado al convenio de colaboración suscrito hoy con el Prado para el patrocinio de su programa de restauración

Tras un largo y complejo proceso de restauración de las tablas Adán y Eva, obras maestras dentro de la producción pictórica de Durero, el artista más relevante del Renacimiento alemán, el Museo del Prado da a conocer al público los resultados del mismo a través de una presentación especial de ambas pinturas en el centro de la sala 49. Durante cuatro meses, las dos tablas se exhibirán separadas de las otras dos obras de Durero que atesora el Prado, entre ellas su famoso Autorretrato (1498), expuestas sobre una estructura metálica especialmente diseñada para que pueda apreciarse tanto el anverso como el reverso de ambas. El trabajo de restauración realizado sobre las mismas se explicará en profundidad en una sala anexa (sala 55b) a través de diversos paneles con textos e imágenes, incluidos ejemplos de reflectografías y radiografías de las obras, así como un video que recoge imágenes de los momentos claves del proceso, con la correspondiente explicación de los trabajos realizados tanto sobre la capa pictórica como sobre los soportes.

A lo largo de su historia, la superficie pictórica de las tablas de Adán y Eva ha sido sometida a sucesivas restauraciones que, al quedar superpuestas unas sobre otras, habían llegado a ocultar la concepción original de Durero y su refinada calidad técnica. Estas antiguas intervenciones habían afectado también a los soportes de las obras, especialmente al de Adán que sufrió la aparición de grietas longitudinales en la superficie que causaron deformaciones y alabeos que producían sombras e irregularidades en la superficie pictórica distorsionando las formas presentadas por el autor. Por estas razones, el ingreso de las tablas en el taller del Prado hace ahora dos años resultaba imprescindible para restaurar los soportes y devolver el acabado esmaltado original además de restablecer en las figuras los volúmenes, la profundidad y el colorido conseguidos por Durero.

Más info: www.museodelprado.es


Publicado por www.experpento.es

No hay comentarios: