Último ExPERPENTO

18 abr. 2011

CONTExTOS: Terapia de sonido por Rosa Puerto (Aleah): El sonido bien utilizado ayuda a liberar o minimizar el dolor físico y/o emocional

El sonido se ha utilizado como fuerza sanadora durante miles de años. Todas las antiguas civilizaciones lo usaron para curar. Todas ellas entendían la vibración como principal fuerza generadora del universo. Algunas de estas culturas tradicionales, que aun sobreviven en la actualidad, entienden el sorprendente poder curativo del sonido.


La música y el sonido han formado parte de rituales desde los albores de la humanidad. Ahora hay una mayor comprensión de cómo el sonido puede ser utilizado para hacer frente a problemas tales como: estrés, bloqueos en el cuerpo y emociones dolorosas.

El sonido es poderoso, suave, efectivo y puede ayudar a sanar diversos tipos de molestias o enfermedades

Cada órgano, cada hueso, cada célula en el cuerpo tiene su propia frecuencia de resonancia. Juntas crean una frecuencia compuesta al igual que los instrumentos que componen una orquesta.
Cuando un órgano en el cuerpo está desafinado afectará al resto del cuerpo. A través de la curación por el sonido es posible devolverle al órgano que no funciona su armonía para que a su vez lo esté con el resto del cuerpo.

Las emociones que no son expresadas cristalizan en nuestro cuerpo (músculos y tejidos). Si no hay una expresión de la misma, esa emoción no expresada puede desembocar en una enfermedad. Nuestro cuerpo tiene una vibración al igual que cada órgano de nuestro cuerpo vibra con una frecuencia específica, aunque ésta no sea audible para las personas. Cuando encontramos la vibración que es exacta a la desarmonía que hay en el cuerpo, la localizamos y subimos un poco más su vibración, así lo que hacemos es autodestruir el dolor. Si una persona tiene una célula enferma en el cuerpo, debemos subir una octava más la frecuencia (vibración) de esa célula enferma, para que se disgregue.

La voz humana es una de las herramientas más poderosas que posee la humanidad. Cada palabra que pronunciamos lleva el tono de nuestro sonido como instrumento de comunicación y sanación. Comprender cómo entonar y usar ese instrumento de manera efectiva cambia no sólo nuestra conciencia, sino también afecta a aquellos que son receptores de esos sonidos. La voz es el espejo de nuestro mundo interior. Es tan único como nuestras huellas digitales y actúa como un mapa de nuestro cuerpo, personal, colectivo y de nuestra historia. Podemos enseñar a nuestra voz a modularse precisamente en aquellas áreas que necesitemos sanación. Al contrario de instrumentos electrónicos que producen sonidos.; la voz humana es superior a cualquier instrumento porque tiene alma, corazón y conciencia y porque además refleja la resonancia espiritual de la persona que emite el sonido. Nuestra voz tiene una imprenta espiritual con la que hemos tratado de contactar desde que nacimos, un código personal que define nuestra historia, crecimiento y raíces ancestrales.

Datos sobre la autora

Rosa Puerto estudió bellas artes, pedagoga en artes y oficios, profesora de psicodrama y dinámica grupal. Es psicoterapeuta de las artes expresivas (arte terapia) y terapeuta de sonido. Imparte seminarios en diferentes países de Europa.

Tras vivir varios años en Suecia y el Reino Unido, ahora tiene su centro de formación (Aggelosiris) y residencia permanente en Barcelona.

Más información sobre Rosa en dossier complementario y en la web:

www.aggelosiris.com

Publicado por www.experpento.es Visítanos en Facebook y en Twitter

No hay comentarios: