Último ExPERPENTO

6 abr. 2011

JUKE BOx: Marina Mayoral presenta Deseos (Alfaguara)

Amanece en Brétema. Un hombre camina por una calle silenciosa. ¿De dónde viene? Tras los cristales de ventanas cerradas muchos ojos lo observan al pasar.
Una violación, una muerte inesperada, un accidente conmocionan a los habitantes de este lugar, aparentemente tranquilo. El sonido de las campanas va marcando las horas de un día excepcional.


Deseos, la última novela de Marina Mayoral, sumerge al lector en el universo íntimo de los habitantes de una pequeña ciudad gallega. La acción se desarrolla en un solo día, un día tristemente excepcional en el que varios acontecimientos marcarán la vida de los distintos personajes de esta obra coral. Cada uno de ellos desfilará por las páginas de la novela para recordar aquellos momentos en los que tuvieron que tomar decisiones que condicionarían el resto de sus vidas; desvelar sus secretos, iluminar esos rincones oscuros donde se ocultan los sueños, las ilusiones y los deseos. Deseos que se atrevieron a cumplir en un feliz momento de sus vidas, o que guardan encerrados en algún lugar de su memoria y de su alma.

Sinopsis


06.30 h
Héctor Monterroso baja pausadamente la calle vacía. ¿Vendrá de casa de Constanza?. Ella estuvo casada con su abuelo. Todo el mundo sospecha que entre ellos hay algo, pero nadie puede asegurarlo.

Dictino, el carpintero, le saluda al pasar delante de su taller. No juzga a Héctor y mucho menos a doña Constanza, por quien siempre ha sentido devoción, sobre todo desde que pasó lo que pasó...

Consuelo, la doctora, observa a Monterroso tras la ventana. Fueron compañeros de estudios en Madrid y siguen siendo amigos. Consiguió lo que más deseaba en la vida: casarse con Juanma. Y lleva años pagando con creces por unos escasos días de felicidad. Tampoco juzga a Héctor… Una llamada de teléfono saca a la doctora de sus elucubraciones. Han violado a una niña. El día empieza mal.

Blanquita también ve pasar a Héctor ¿Vendrá de estar con esa zorra de Constanza?. Ella tiene un novio de quien no está enamorada y una vida en Brétema que la ahoga. Quiere marcharse a trabajar a París, su madre se esfuerza en impedirlo, pero sólo hay una persona que podría retenerla en Brétema.

Otra que no duerme esta mañana es Doña Amalia, la maestra, madre de Blanquita y esposa de Dictino. Ha visto a la doctora en la ventana y a Monterroso pasar. Piensa que es demasiado temprano para que Héctor venga de dar un paseo. No siente envidia de Constanza, ni pone obstáculos a la amistad que mantiene con su marido. Pero a veces imagina qué cosas hará con sus amantes para conseguir enamorar al abuelo y al nieto. Amalia también querría complacerlo a Dictino y darle placer, pero ella tiene un problemilla en la cama...

A través de la ventana del ambulatorio, Miguel el enfermero, ve acercarse a Monterroso. Es un mal momento. Esa noche el médico de guardia se ha ido antes de la hora y Edelmiro, el de los transportes, ha traído a una niña agredida y violada que ha encontrado en la carretera y a su hermana pequeña con un ataque de ansiedad. No puede hacer nada, está solo, ha llamado a la doctora y espera impaciente su llegada.
Sospecha quienes han sido los agresores y sabe por experiencia cómo se ensañan con sus víctimas.

Amanece en Brétema. El día no ha hecho más que comenzar…

Personajes


Héctor Monterroso
Arquitecto, aristócrata, guapo, de carácter sensible y débil. En expresión de una amiga “es un agonías”. Volvió a Brétema tras su divorcio, fracasado como profesional y como persona. Enamorado de Constanza, es capaz de cualquier cosa por ella.

Dictino
Carpintero con ribetes de artista. Casado con Amelia y enamorado de ella, siente admiración por Constanza. Consiguió realizar el deseo que ocultaba desde su juventud.

Constanza
Es una mujer de gran belleza, viuda de don Pedro Monterroso. La familia de los Monterroso y mucha gente en Brétema piensa que cazó al viejo y se apoderó de su fortuna. Sin embargo , no ha conseguido lo que más ha deseado en la vida.

Consuelo
Médico en el ambulatorio de Brétema. Es andaluza y añora la luz del Sur, pero se instaló allí por amor a Juanma. Todos la estiman y la respetan, con una única excepción.

Amalia
Maestra jubilada y encargada de la Farmacia que ahora es de su hija Blanquita, y antes fue de Blanca Loureiro, su mejor amiga, quizá la persona a la que Amalia ha querido más en toda su vida. Siempre tuvo fama de ser un poco estirada. Las habladurías del pueblo dicen que tuvo que casarse con Dictino porque él la violó.

Blanquita
Hija de Amalia y Dictino. Se llama así por su madrina, Blanca, la mejor amiga de su madre. Se vio obligada a estudiar Farmacia para hacerse cargo de la botica que ha heredado de su madrina, pero Blanquita tiene otros deseos.

Miguel
Enfermero. Está de guardia la noche que violan a una niña. Él sospecha quiénes son los culpables porque sufrió años atrás una agresión similar. Vivió su infancia aterrorizado por los insultos de su padre que lo rechazaba por sus tendencias homosexuales.

Inés
La mejor amiga de Blanquita y novia de Edelmiro, el camionero que encuentra a la niña violada. Su única aspiración es casarse con él y continuar con el negocio de su padre, el relojero. A pesar de que se licenció en Ciencias Físicas, no quiere salir de Brétema y sus dos únicas pasiones son Miro y los relojes. Le encanta acostarse con su novio en el camión.

Etelvina de Silva y sus abuelas
Son personajes que ya conocemos de otras novelas de Marina Mayoral. Etelvina está escribiendo la historia de su familia por encargo de las abuelas. Tiene dos libros entre manos, está a punto de concluir ambas historias y en ellas se desvelan detalles sobre la saga familiar.
Las abuelas son unas encantadoras ancianas, adelantadas a su tiempo, que están siempre dispuestas a ayudar a quien lo necesite. Los lectores habituales de Marina Mayoral se alegrarán de reencontrarse con ellas y para los nuevos será un grato descubrimiento.

[La vida de Etelvina, las abuelas y demás habitantes de la Braña puede leerse en La única libertad (Alfaguara, 2002). La historia de Blanca y Helena se cuenta en Recóndita armonía (Alfaguara, 2000)] La niñez y adolescencia de Etel en ¿Quién mató a Inmaculada de Silva? (Alfaguara, 2009 )

La autora:
Marina Mayoral nació en Mondoñedo, Lugo, en 1942. Es novelista y Catedrática de Literatura Española en la Universidad Complutense de Madrid. Escribe en gallego y en castellano y algunas de sus novelas han sido traducidas al alemán, italiano, portugués, polaco y chino. Sus cuentos se encuentran en las mejores antologías en lengua española y también en antologías de lengua inglesa y alemana.

Mayoral ha publicado en gallego O reloxio da torre (1988), Chamábase Luis (1989), Tristes armas (1994) y Querida amiga (1995), y en castellano los libros de relatos Morir en sus brazos (1989), Recuerda, cuerpo (Alfaguara, 1998) y Querida amiga (Alfaguara, 2001), y las novelas Cándida, otra vez (1979, Alfaguara, 2001 ), Al otro lado (1980, Alfaguara, 2001)), La única libertad (1982, Alfaguara, 2002), Contra muerte y amor (1985, Alfaguara, 2008), Recóndita armonía (Alfaguara, 1994), Un árbol, un adiós (1996), Dar la vida y el alma (Alfaguara, 1996), La sombra del ángel (Alfaguara, 2000) , Bajo el magnolio (Alfaguara, 2004), Casi perfecto (Alfaguara, 2007) y ¿Quién mató a Inmaculada de Silva? (Alfaguara, 2009)

Publicado por www.experpento.es
Visítanos en Facebook y en Twitter

No hay comentarios: