Último ExPERPENTO

17 oct. 2012

ExPRESARTE: La arquitecta Teresa Sapey viste de color la fachada de la Estación del Norte

Tras 20 años cerrada al público, la antigua Estación del Norte transformará su tradicional apariencia gracias a una iniciativa privada de la marca J&B. El estudio de Teresa Sapey llevará a cabo una intervención artística en su fachada para celebrar su 130 aniversario. El proyecto finalizará con un gran evento el 25 de octubre con el color como protagonista.


A lo largo de una semana, del 22 al 25 de octubre, recuperará para la actualidad un singular edificio cerrado desde hace 20 años, reinagurándolo así como espacio abierto a la celebración de eventos culturales. Cada día se realizará una acción distinta de intervención en la fachada que vaya suponiendo un avance en el resultado final (jornadas abiertas para periodistas, personajes populares, etc…).“Es un proyecto “work in progress” en colaboración muy estrecha entre J&B y el estudio de Teresa Sapey, vamos a estar durante 3 días trabajando en directo para crear una arquitectura visual elegante y respetuosa con la estructura de este edificio emblemático” añade Teresa. “Para mí una estación es un lugar donde la gente entra, sale y sueña, J&B nos hace ahora salir a un viaje que vamos a descubrir juntos”

TERESA SAPEY Y SU PROYECTO
Arquitecta e interiorista italiana, cuyo estudio situado en Madrid ha sido responsable de algunos de los proyectos más importantes, premiados y llamativos de los últimos años. En 2005, el Estudio de Arquitectura Teresa Sapey ganó el concurso convocado por el Ayuntamiento de Madrid para la reforma del aparcamiento público de la plaza Vázquez de Mella.; el parking del Hotel Puerta de America; las populares tiendas Isolee y entre sus proyectos para firmas internacionales de moda, se encuentran las tiendas Custo Barcelona (Madrid, Milán, París, Las Vegas y Kuwait), o las nuevas tiendas de Mandarina Duck.

LA ESTACIÓN DEL NORTE
Se cumplen ahora 130 años de historia de la madrileña Estación del Norte (inaugurada en 1882, y clausurada en 1993), una de las piezas arquitectónicas más emblemáticas de la capital. Diseñada por los franceses Biarez, Grasset y Ouliac, en su origen constaba de tres edificios conectados. Reconvertidos dos de ellos en el actual y moderno intercambiador de Príncipe Pío, el situado en la Cuesta de San Vicente, con su espectacular fachada originaria de entrada de pasajeros, es el único que no se ha visto reformado ni reutilizado con el paso de los años. Esta será la primera vez que una iniciativa privada interviene el edificio con una instalación artística.

Publicado por www.experpento.es Visítanos en Facebook y en Twitter

No hay comentarios: