Último ExPERPENTO

15 nov. 2012

CONTExTOS: Nueva edición en el 50 aniversario de 'La naranja mecánica' de A. Burgess



«Un libro terrible y maravilloso.» Roald Dahl, autor de Charlie y la fábrica de chocolate.
«Una de las novelas más rompedoras e influyentes de todos los tiempos, y una de las mejores.» Irvine Welsh, autor de Trainspotting


  • La naranja mecánica es tan brillante, transgresora e influyente hoy como cuando fue publicada por primera vez, hace ahora cincuenta años.
  • La obra, una horripilante visión del futuro escrita en su fantástico lenguaje inventado, se ha convertido en un clásico de la literatura moderna y fue la base para la controvertida película de Stanley Kubrick.
  • La naranja mecánica lleva vendidos 3.000 ejemplares en su edición de Clásicos Minotauro.

Minotauro celebra el cincuenta aniversario de la publicación de este clásico de la ciencia ficción con un nuevo diseño de la edición de Clásicos Minotauro Minotauro celebra el cincuenta aniversario de la publicación de este clásico de la ciencia ficción con un nuevo diseño de la edición de Clásicos Minotauro La naranja mecánica (1962) La obra, con título original de A Clockwork Orange, es tan brillante, transgresora e influyente hoy como cuando fue publicada por primera vez en hace ahora cincuenta años. Con una vigencia espeluznante, Anthony Burgess nos ofrece su horripilante visión del futuro a través de los ojos de su protagonista Alex y sus expresiones nadsat, un ficticio vocabulario adolescente mezcla del ruso, de la jerga rimada Cockney (el habla de las clases populares del Londres de la época) y de palabras inventadas por el autor. La novela de ciencia ficción se convirtió en un clásico de la literatura moderna, así como en la base para la polémica película homónima de Stanley Kubrick.

El nadsat-adolescente Alex y sus tres drugos-amigos viven en un mundo de crueldad y destrucción. Alex tiene los principales atributos humanos: amor a la agresión, amor al lenguaje, amor a la belleza. Pero es joven y no ha entendido aún la verdadera importancia de la libertad, la que disfruta de un modo violento. En cierto sentido vive en el Edén, y sólo cuando cae (como en verdad le ocurre, desde una ventana) parece capaz de llegar a transformarse en un verdadero ser humano.

Anthony Burgess (1917–1993) Tuvo una intensa carrera como educador en Gran Bretaña y Malasia entre 1946 y 1960. Su actividad creativa se desarrolló tanto en el campo de la literatura como en el de la música, alcanzando justa fama como compositor. Escribió música de cámara y algunas obras para orquesta, y publicó entre otros libros un ensayo sobre Joyce, un panorama de la ficción contemporánea, y varias novelas: Inside Mr. Enderby, Nothing Like the Sun, The Wanting Seed, Trémula intención y Poderes terrenales. La mayor parte de su obra literaria se encuentra fuera del campo de la ciencia ficción y de la literatura fantástica, aunque su obra más conocida se inscribe precisamente en este género literario.

El Capítulo 21
La última parte de la novela, el Capítulo 21 (el número de la madurez), no llegó a incluirse en la versión original del libro en EEUU ni en la película, que adaptó la versión estadounidense.

La edición de Minotauro incluye una introducción escrita por el mismo Anthony Burgess mostrando su opinión sobre esta elipsis en la edición americana y en la película de Stanley Kubrick. La relación entre Burgess y Kubrick, a raíz de la adaptación cinematográfica de 1971, fue controvertida, yendo desde de la euforia del escritor, que alabó la película públicamente y la catalogó de «brillante» (sobre todo por el uso de la música), hasta las duras críticas de Burgess por cómo fue tratado el final de la novela en el film y las tensiones entre ambos debido a las críticas recibidas por medios y algunos sectores de la sociedad.

“El capítulo veintiuno concede a la novela una cualidad de ficción genuina, un arte asentado sobre el principio de que los seres humanos cambian. (…) Cuando una obra de ficción no consigue mostrar el cambio, cuando sólo muestra el carácter humano como algo rígido, pétreo, impenitente, abandona el campo de novela y entra en la fábula o alegoría. La Naranja norteamericana o de Kubrick es una fábula; la británica o mundial es una novela. Coman esta porción dulce o escúpanla. Son libres.”
Anthony Burgess en ‘Introducción: La naranja mecánica exprimida de nuevo’, 1986.

http://www.planetadelibros.com/la-naranja-mecanica-libro-70264.html

Publicado por www.experpento.es Visítanos en Facebook y en Twitter

No hay comentarios: