Último ExPERPENTO

6 nov. 2012

CONTExTOS: "Hotel del Norte" de Eugène Dabit


Un hotel que sirve de escenario para retratar el París de los años 20, y que hoy en día sigue en pie, convertido en un lugar mítico y de culto



París, años veinte: la ciudad ideal para comenzar una nueva vida. Émile y Louise Lecouvreur adquieren un pequeño y pintoresco hotel: el Hotel del Norte, a orillas del canal Saint-Martin. A partir de entonces su vida girará en torno a este establecimiento y sus moradores. Las humildes habitaciones que regentan nos ofrecen un completo retrato del París más evocador: hombres y mujeres que llegan del campo buscando una vida mejor, empujados por sus sueños y por las vibrantes posibilidades que ofrecen las calles de la gran ciudad; jóvenes y ancianos que nunca han dejado esas mismas calles y que nos recuerdan a otros grandes personajes de la literatura de Balzac, Zola o Vallès… En el Hotel del Norte conviven todos ellos, y allí la vida es «pura vida», sin adornos: son la gran familia de quienes duermen y comen en el hotel, aquellos que alimentan la esperanza de que un día se cumplan sus expectativas, aquellos que se aman y se detestan como en tantas otras familias.

Es ésta una novela de gentes de paso, de amores y desamores, de pequeñas y grandes tragedias, con escenas divertidísimas y con momentos de gran emoción, un sinfín de historias entrelazadas y fascinantes… Una novela que nos mantiene expectantes hasta un final tan «lógico» como inesperado, y en el que Eugène Dabit nos cuenta de manera extraordinaria la vida y la muerte en un pequeño pero mítico hotel que perteneció a sus padres y que hoy en día aún sigue en pie. Ese establecimiento y el libro que el lector tiene en sus manos inspiraron a Marcel Carné la inolvidable película de igual título.

Eugène Dabit (Mers-les-Bains, 1898 – Sebastopol, 1936) nació en una familia obrera que, a pesar de vivir en Montmartre, París, quiso que su hijo llegara al mundo cerca del mar y se desplazó hasta la costa para su nacimiento. En 1914, Émile Dabit, padre de Eugène, fue movilizado y su hijo tuvo que abandonar sus estudios y su formación en un taller de cerrajería para colaborar en los ingresos familiares: lavando las ventanas de los vagones de la línea Norte-Sur del metro por el día y como ascensorista en la estación Lamarck-Caulaincourt por la noche. En 1916 él mismo fue llevado al frente como radio-telegrafista, reparando las líneas durante los bombardeos. Una vez acabada la guerra comenzó sus estudios de pintura. En la Académie Billoul entraría en contacto con sus nuevos camaradas, que le darían a conocer la literatura que tanto le influyó: Baudelaire, Rimbaud, Stendhal, Gide…

Comenzó a ganarse cómodamente la vida con un negocio de seda pintada, y gracias a los ingresos que obtenía con esta actividad y al préstamo de unos parientes, los padres de Eugène Dabit se convirtieron en propietarios del Hôtel du Nord, en el 102 del muelle de Jemmapes en París. Eugène se instaló también con ellos y ejerció a menudo como portero de noche, observando a la gente que allí vivía, e inspirándose para sus futuras novelas.

En 1929 publicó Hotel del Norte, que obtuvo un éxito inmediato. Y en 1936, por invitación de André Gide, realizó un viaje de carácter literario a la URSS. Durante ese viaje contrajo la escarlatina y murió repentinamente el 21 de agosto en Sebastopol. Además de Hotel del Norte, entre sus obras destacan Faubourgs de Paris (1933), L’Île (1934) o Un mort tout neuf (1934), que Errata naturae publicará en el futuro.

www.erratanaturae.com

Publicado por www.experpento.es Visítanos en Facebook y en Twitter

No hay comentarios: