Último ExPERPENTO

5 feb. 2013

ExCENA: El compositor Heiner Goebbels regresa a los escenarios madrileños con Max Black

La exquisita pieza de teatro y música contemporánea podrá verse en los Teatros del Canal del 8 al 10 de marzo
El Festival de Otoño a Primavera estrena, también en marzo, el montaje Alexis, una tragedia griega
En el mes de abril, Aurélia Thierrée, nieta de Charles Chaplin, presenta su última creación, Murmurs


La XXX edición del Festival de Otoño a Primavera acoge tres nuevos estrenos durante los meses de marzo y abril. El aclamado compositor Heiner Goebbels regresa a los escenarios de la Comunidad de Madrid con uno de sus grandes éxitos, Max Black, que podrá verse en la Sala Roja de los Teatros del Canal del 8 al 10 de marzo. Por su parte, la compañía italiana Motus revisa una de las figuras más controvertidas del teatro clásico, Antígona, con la puesta en escena en el Teatro Pradillo del montaje Alexis, una tragedia griega, que estará en cartel del 7 al 9 de marzo. Finalmente, le llega su turno a la actriz Aurélia Thierrée, que vuelve a Madrid con su último espectáculo, Murmurs, que ocupará la Sala Verde de los Teatros del Canal del 4 al 7 de abril.

El genial director y compositor Heiner Goebbels crea un arte teatral tan refinado como su exquisita técnica instrumental, desarrollando un lenguaje muy personal donde estilos musicales aparentemente incompatibles confluyen. En Max Black, emplea textos de Paul Valéry, Georg Christoph Lichtenberg, Ludwig Wittgenstein y del propio Max Black para componer la obra, que se estrenó el 21 de abril de 1998 en Lausanne (Suiza), y pudo verse en el Teatro Nacional de Cataluña en 1999 y, en Madrid, en el Festival de Otoño en 2002.

En Max Black (Sala Roja de los Teatros del Canal, días 8 y 9 de marzo, a las 20 horas; día 10 de marzo, a las 18 horas), se trabaja con el reflejo del fuego, de una forma inesperada y sorprendente, mientras la música, los sonidos y los ruidos son enteramente producidos y activados por un investigador solo en escena. El escenario se convierte en un laboratorio de ideas que el espectador descubre poco a poco conducido por unos fusibles que, encendidos, desencadenan reacciones en cadena. El actor André Wilms reproduce sus propios sonidos, previamente grabados, mediante el uso de un amplificador, y el murmullo de una olla se convierte en un ritmo, que será la base de la composición de la escena siguiente. Pero el ritmo será inmediatamente detenido porque unas chispas emiten nuevos ecos desde una vieja radio. Y todo lo que el intérprete hace se transformará en luz (fuego), imágenes (acción) y música (sonido).

UNA TRAGEDIA GRIEGA CONTEMPORÁNEA. Una mirada al pasado con el fin de reflexionar sobre el presente. Así define la compañía italiana Motus el leit motiv de su proyecto Antígona, dentro del cual se enmarca Alexis, una tragedia griega. El montaje es una investigación documental y poética sobre la complejidad de la historia contemporánea. Con ella, los artistas escuchan el latido de la actualidad, de lo que sucede en la calles cada día, y lo incorporan de forma constante e infatigable a su audaz trabajo sobre las tablas. Con Motus, el escenario se convierte en un ente dominado por una presencia coral, emotiva y conmovedora, donde fluye un texto de naturaleza fulminante e híbrida: sobre las tablas se dan la mano diálogos, entrevistas, reflexiones, intentos de traducción del griego al inglés y al italiano, fragmentos de audio y vídeo interactivos, descripciones de ambientes y paisajes, declaraciones políticas y un sinfín de testimonios.

La obra (Teatro Pradillo, del 7 al 9 de marzo, a las 21 horas) saca a escena la relación indispensable entre el arte y la ciudad como punto de partida de los cambios políticos y sociales de cualquier sociedad. Motus propone así una inmersión en la tragedia griega, para trasladarnos a las crisis contemporáneas que desde hace un tiempo agitan las grandes metrópolis europeas. El espectador se encuentra ante preguntas abiertas que investigan sobre lo extraordinario del tiempo presente, a partir de las grandes figuras e historias de nuestro pasado.

Finalmente, Aurélia Thierrée regresa a Madrid con Murmurs en el mes de abril, tras la calurosa acogida que recibiera su anterior pieza El oratorio de Aurélia, programada por el Festival de Otoño en primavera en 2010 y que ha colgado el cartel de aforo completo en teatros de todo el mundo durante la última década. Uno de los linajes artísticos más aclamados del último siglo, Thierrée-Chaplin, nos acerca ahora un hechizante despliegue de ilusionismo escénico especialmente creado por y para la joven Aurélia. El espíritu indomable de esta obra maestra habla de tradiciones únicas y de una imaginación efímera que redefine el concepto de teatralidad a cada paso.

Murmurs (Sala Verde de los Teatros del Canal, del 4 al 6 de abril, a las 20.30 horas; día 7 de abril, a las 18.30 horas) es una pieza onírica y sensual concebida como una continuación de El oratorio de Aurélia, donde las ciudades abandonadas vuelven a la vida y las habitaciones exhalan ríos de información, historias de gentes que una vez existieron. Una mujer sola huye de la realidad, con su vida empaquetada en cajas de cartón. El misterio aflora y la protagonista es perseguida a través de edificios abandonados y calles que no llevan a ninguna parte. Las paredes se cierran. La escena es un rompecabezas que poco a poco se ensambla, gracias a la traviesa mezcla de ilusión, manipulación, circo y danza que la directora de la pieza, Victoria Thierrée, saca a escena. Murmurs es romance apasionado, confusión en la ciudad, encuentros bajo el mar…

Es posible consultar la programación del XXX Festival de Otoño a Primavera y la información de los espectáculos, horarios, venta de entradas y descuentos en www.madrid.org/fo.


Publicado por www.experpento.es Visítanos en Facebook y en Twitter

No hay comentarios: